Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

Tristísimo

Publicado: 13 septiembre 2015 en Uncategorized

Paciente mujer, 50 años, se sienta en el consultorio. Suspira. 

-Dotora, yo vengo porque tengo atriste, me duelen las coyunturas, acá. Ah, y también tengo un poco de gatriste. Y de otoporose. 

Era más fácil decir me duelen las articulaciones, me arde el estómago, y en cualquier momento me fracturo. Pero no, la gente cree que tiene que darte el diagnóstico, que pasa por bruta si no lo hace. Ese es mi trabajo, vos decime qué sentís, y listo. 

Frío en la cabeza.

Publicado: 23 julio 2015 en Uncategorized

Paciente mujer, 26 años, toda nerviosa. La dejo hablar. Voy guiando un poco, porque al rato me canso de escucharla. No saco nada en concreto. Pregunto por el motivo puntual de la consulta. Y la respuesta:

-Doctora, yo vengo porque fundamentalmente, me tirita el cerebro. Acá, adentro. 

Y se toca el parietal con la mano. Muy seria. 

Punto de vista

Publicado: 6 marzo 2015 en Uncategorized

Paciente mujer, 60 años, consulta muy angustiada refiriendo un problema familiar. Le pregunto, me cuenta.

Señora: -Es  mi hijo el mayor, doctora, mi hijo que me falta, es un chico tan bueno…

Llora. Se suena los mocos.

Yo: -Qué le pasó a su hijo?

Señora: -Me lo llevaron, me lo llevaron doctora, y yo siento que me falta el aire que me ahogo porque no lo tengo conmigo, mi Carlitos, mi Carlitooooooossssss…

Llora muchísimo. Espero un rato.

Yo: -A ver, señora, tranquilícese un poquito, así me cuenta bien…

Llora más. Y grita.

Señora: -AAAAYYYYY CARLITOOOOOOOSSSSSS

Yo: -Señora, cómo puedo ayudarla?

Señora: -Se lo llevaron al Carloooooooossss!!!!

Yo: -Sí, me lo contó, pero qué puedo hacer yo por usted?

Señora: -Es el mejor hijo del mundo el Carlos, es un hijo tan buenoooo…CAAAARRRLOOOOOOOSSSSSS!!!!

Yo: -Y dónde está su hijo, señora?

Señora: -En Batán.

Se suena la nariz.

Yo: …

Señora: -Estaba profugado y tuvo una pelea, porque a él lo buscan, lo buscan…y al final, lo encuentran, vio? CARLIIIIIIITOOOOOOOSSSSSSSSSS!!!!

No hay caso: la cárcel está llena de gente buena.

Señora de mediana edad, ansiosa, se sienta y en seguida empieza a parlotear. Mi táctica es dejar que el paciente se explaye (bueno, un poco) y ver qué información valiosa puedo obtener de ahí; si la cháchara se vuelve excesiva o es francamente inútil, corto y hago preguntas puntuales que me ayuden al diagnóstico.

A esta señora la dejé hablar, porque se la veía angustiada.

Paciente: -Doctora, vengo porque estoy muy preocupada, usted vio que hay tantas enfermedades raras, nuevas, con síntomas graves…

Yo: -Sí. Usted a qué se refiere, exactamente?

Paciente: -Ay, yo tengo miedo de todo. Por ejemplo, tengo miedo de contagiarme algo en el colectivo, y por eso tomo taxi, que es caro pero seguro. Bueno, eso si el taxista no es extranjero o algo así, porque de esos países viene cada cosa…

Yo: -Ajá. Pero usted qué siente? Por qué vino a la consulta?

Paciente: -Bueno…pasa que tengo miedo de tener la citronela.

Yo: -Citronela?

Paciente: -Citronela, sí.

Yo: -No.

Paciente: -Síiii doctora, la citronela esa, que da tos y enfermedad a los pulmones.

Yo: -Mmm…no. No hay una enfermedad llamada citronela, pero en cambio, sí hay un repelente con ese nombre.

Paciente: -Pero si es la citronela, mi hermana lo buscó en la interné. Es que una paloma vino a mi balcón y no se iba, seguro que estaba enferma, yo la espantaba y nada, ella volvía, la espantaba y volvía. Y así, horas. No sé por qué volvía. Y seguro que tenía citronela, igual que los loros.

Yo: -Psitacosis, señora. Lo que usted dice se llama psitacosis.

Paciente: -Ay dios mío, vio lo que le digo?? Tengo sicorosis!!!!

Vo pedís, vo tenés

Publicado: 5 marzo 2015 en Uncategorized

Paciente mujer, 50 años. Consulta pidiendo que le haga unas recetas para presentar en su obra social. Miro las recetas, empiezo a escribir; me aclara con mucha cortesía:

Ella: -Vopedí, eh?

Yo: -Perdón?

Ella: -Vopedí.

Yo: -No entiendo…

Ella:-Que vopedí, ma!!

Yo, obviando el “ma”:-Que yo pido qué cosa?

Ella: -Naaaahhh…vopedí e la obra social!!

Yo, sospechando: -Me darías el carné, por favor?

Ella, con mala cara: -Tomá.

Y era OSPERYH la obra social. Vopedí, claro.

Volveré y seré yo sola

Publicado: 10 febrero 2012 en Uncategorized

Tuve mucho trabajo. Me casé. Tengo un perro nuevo. Hace mucho calor. Me quedé sin compu. Me hice adicta a la tele y tuvieron que llamar a los bomberos para despegarme de la pantalla. Me fui a misionar a África. La realidad me sobrepasó. Me internaron en un psiquiátrico con diagnóstico de surmenage. Me secuestró una célula terrorista islámica. Tuve quintillizos. Me mudé al interior profundo. Tuve afasia. Me hinché las pelotas de todo.

 

Todo mentira. Vuelvo recargada.