Error de cálculo

Publicado: 8 julio 2009 en Asombroso, Cosas raras

Paciente joven, varón, paraguayo, con evidente dificultad para comprender y hablar  el español.

Paciente: -Vine porque me quemo.

Médica: -Eh? Cómo que te quemás?

Paciente: -Sí, me quemo acá (y hace señas mostrándome el área del estómago).

Médica: -Ah…tenés acidez?

Paciente: -…

Médica: -Ardor, tenés?

Paciente, con cara de vaca que ve pasar el tren: -…

Médica: -Digo, sentís que te arde la panza?

Paciente: -Sí, eso. Y que me salieron picores. Muchos.

Médica: -Qué te pica?

El paciente se levanta la remera y me muestra tremendas ronchas en el torso.

Médica: -Y estás tomando algún algún remedio?

Paciente: -Sí, de la guardia me dieron. Son estos.

Saca omeprazol de una bolsita, y un papel con las indicaciones escritas por el médico.

Médica: -Ah, esto está muy bien para la acidez, lo tomaste?

Paciente: -Sí, mucho.

Médica: -Mmm…es uno por día, cómo lo estás tomando?

Paciente: -Ah, yo tomo uno cuando me duele.

Médica: -No, no; es uno por día, por la mañana, y sin comer nada. Cómo que lo tomás cuando te duele?

Paciente, ofuscado: -Sí, el médico me dijo.

Miro la receta y leo, clarito: “un comprimido por día”

Médica: -No, Felipe. El médico te escribió “uno por día”, así es como se toma esto.

Paciente:- No. Me dijo cada 5, 7 o 9 horas.

Médica: -¿Qué?

Paciente: -Sí. Lo tomo así, cada 4 porque me duele mucho. Está acá, escrito.

Y me señala la fecha del día de la consulta: 5/7/09.

 

Moraleja: a veces no alcanza con explicar bien. Los pacientes, como los niños, son capaces de sacar  conclusiones sorprendentes.

 

Anuncios
comentarios
  1. Hernán dice:

    Bienvenida, doctora. Tantos años!
    Si me dice que andaba con poco tiempo para escribir, que no podía o que no tenía ganas de escribir, le creo. Pero no le voy a creer si me dice que en estos días no tuvo pacientes/personajes sobre los cuales contarnos algo. Cariños, Lucía!

  2. Ay, me dio penita Felipe…generalmente tus pacientes me dan rabia (o risa), pero éste es tan ignorante que no me puedo reír…

  3. colegioyapeyu dice:

    Lo mismo pienso! Si en donde trabajo (nada que ver con la salud) escucho tantas pelotudeces sobre la Gripe A… ¿Alguna anécdota Dra?

  4. Julio Fernández Avancini dice:

    Lo mismo digo Dra… Si donde trabajo se escuchan tantas boludeces… alguna anécdota de fóbicos porcinos debe haber… Estaría bueno leerlas con su pluma… 🙂

  5. Anavril dice:

    Hay gente que esta viva de milagro…. o no.

  6. Gran Lady dice:

    Hay personas con las cuales la redundancia y la repetición no existe. Hay que explicarles bien. Y asegurarse antes de que se vayan, que entendieron.

  7. joaco dice:

    Típica de paciente: la caja viene de diez pero tiene que tomar tres comprimidos. Pregunta retórica si las hay: ¿que hago con el resto?

  8. Natalia Nieves dice:

    Extrañaba tus posts. Estaba entrando día por medio y siempre me decepcionaba… hasta hoy: ¡GRACIAS!
    Tenés que escribir más seguido, no te guardes tan jugosas anécdotas para vos sola.
    Un saludo y un aplauso al mérito de haber estudiado medicina, haberte recibido y ahora soportar día a día pacientes trastornados, burocracias sin sentidos y el absurdo de la vida misma.

  9. Sil dice:

    No puedo creer que haya gente tan ignorante! Es un milagro que sobrevivan.

    • Lucia Ladra dice:

      Sil, si mirás la página de la OMS, el índice de alfabetización en nuestro país es del 95 %. Pero si cruzás la General Paz, y tomás contacto con la gente, cae de maduro que ese índice baja a la mitad o casi.
      El problema no es sólo que la gente sea ignorante, sino que haya médicos y gobernantes que no se den por enterados.

  10. Amelia dice:

    Yo trabajo en un proyecto de alfabetización para adultos, y una de las cosas que los mismos alumnos me dicen que los motivaron a comenzar a estudiar, es el hecho de poder leer el prospecto de los medicamentos. Vaya importancia si las hay…Qué terribles consecuencias puede llegar a tener una persona que toma, por desconocimiento, mal su medicamento.

    Ya lo dije en comments anteriores y lo vuelvo a repetir: te felicito por practicar la medicina con la responsabilidad y conciencia social que todos deberían ( deberíamos) tener. ja! me siento una chupamedias…pero qué me importa!

    saludos!!
    “Amelia”

  11. vale dice:

    HOLA, VI TU LINK EN MANCIA, QUERIA DECIRTE QUE ME DA VERGUENZA AJENA TUS “ANECDOTAS Y CHISTES”, ME PARECEN TOTALMENTE DESUBICADOS, Y EN ALGUNOS CASOS DISCRIMINADORES, Y TE ESTA HABLANDO ALGUIEN QUE TAMBIEN ESTUDIA MEDICINA, EN LA UBA Y ES ARGENTINA(POR LAS DUDAS TE ACLARO) Y SI LA GENTE ES IGNORANTE ES PORQUE TODO EL MUDO NO ES MEDICO, NO TODOS SABEN QUE ES EL OMEPRAZOL, Y NO TIENEN PORQUE SABERLO, SI FUERAS BUENA MEDICA SOLAMENTE TE DEDICARIAS A EXPLICARLE AL PACIENTE Y NO ANDAR DIVULGANDO SU FALTA DE CONOCIMIENTO, TU ARROGANCIA PONDRIA DE MAL HUMOR A CUALQUIERA, OJALA NUNCA ME CRUCE CON VOS…

    • Pablo dice:

      Vale querida, veo que estabas muy enojada al escribirle a Lucia. Yo soy medico y te digo que antes criticaba a los medicos mas viejos por su falta de humanidad y paciencia pero ya vas a ver en tu carrera que llega un momento, tarde o temprano, donde te frustra mucho que la gente en su gran mayoria tenga tan poca materia gris. Y lo peor es cuando no le ves el mas minimo esfuerzo por intentar comprender.
      Si el tipo es bruto pero le pone ganas, ya tiene un punto a su favor. Pero la mayoria son ignorantes y violentos que solo quieren descargarse con vos.
      Tambien estan los que te dan la razon en todo y cuando salen del consultorio te estan puteando en 5 idiomas adelante de toda la sala de espera.
      En resumen la gente te termina descepcionando, todos te quieren sacar algo, solo te usan. Y si no logran, o no creen lograr su objetivo, no dudan un segundo en acusarte ante quien sea necesario.
      Creen que ellos solo tienen derechos y vos como medico solo tenes obligaciones, que no tenes vida propia ni horarios, que no importa si dormiste o no. Si a ellos les surge una inquietud, hay que atenderlos aunque estes en una emergencia (tampoco les importa tus otros pacientes).
      Me esta subiendo la presion mejor me calmo un poquito.
      Te mando un saludo y se que en el futuro vas a opinar un tanto diferente.
      Si lo que te preocupa es que la Dra Lucia parece poco sensible o comprometida con sus pacientes, quedate tranquila porque se nota que es lo ultimo que puede suceder.
      te mando un afectuoso saludo. Pablo

  12. lucia dice:

    Hola! la vd es que me pareces una tremenda desubicada con algunas “anecdoas” q contas…
    lo único que haces es burlarte de la gente…
    a esa tipa que le querias que se haga mil analicis sólo para reirte un rato,demuestra tu falta de madurez.
    Felipe sera ignorante,pero vos sos muy insensible…
    bueno ojala me equivoque y no seas así,y te des cuenta de tu error y recapacites…
    Te deseo lo mejor en tu profeción
    Pero una cosita más te quiero decir,no soy médica(pero me gustaria serlo algún día)sí soy paraguaya y me duelen tu discriminación hacía mi país,pq amo Argentina y alli nací,pero minacionalidad es paraguaya… y sí tenes razón habra gente ignorante,la gente del Chaco,etc pero tb hay profesionales increibles,escritores exelentes,y sobre todo personas de gran corazón,pq no es importante tener un titulo y jactarse de ser un gran profecional sin pensar en q lo de adentro siempre va a ser lo más importante,por eso a lo mejor Felipe es más importante que vos pq no tendra educación pero sí tiene corazón…
    ojala me equivoque con vos… borra mi comentario si queres… pero queria q sepas que me molesta tu actitud hacía mi país… no me parece un chiste más bien me da pena…
    salu2!!suerte!

  13. Ángela dice:

    Voy a contar un pequeña historia que la profesora de Sociología de la Salud usó durante una clase para demostrar las consecuencias de “malentendidos” en las indicaciones para un tratamiento.

    Una de las estudiantes de ésta profesora estaba haciendo guardias en el hospital por Pediatría. En una de esas, apareció una señora con una bebé; no recuerdo que tenía la niña, pero la muchacha mandó a la señora a administrar a la pequeña una suspensión oral mediante una jeringa. Todo muy bien, la señora se fue con su bebé y las indicaciones. Pocos días después, volvió al hospital, donde estaba la estudiante; la muchacha le preguntó a la señora que había pasado con el tratamiento, que cómo se encontraba la bebé. Esta fue la respuesta de la mujer: “Hay doctora, no le di a la niña la medicina porque me dio miedo meter la aguja en su boquita”…

    !!!!….. Por favor! Se entiende que a veces uno se puede confundir con instrucciones mal dadas o engorrosas, pero hay que tener un poquito de sentido común como para darse cuenta que una jeringa con aguja muy puntiaguda NO se mete en la boca si no es para inyectar allí… Bueno, quizás las únicas inyecciones que le pusieron a la señora fueron las de bebés, y a lo mejor le habrían sacado un par de veces la sangre. Menos mal que no se aventuró demasiado con la jeringa cerca de la cara de la niña… O hubiese pasado un accidente con la pobre criatura.

  14. Pablo dice:

    Ja! es tipico decirle que le de un jarabe dosificado con una cucharita de te, y la madre le de te en una cucharita, y del jarabe no noticias. Que malentendidas son algunas madres!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s