Traumatólogo jueputa.

Publicado: 13 abril 2009 en Colegas

Hospital, 3 de la tarde. Llamada por altoparlante: politraumatismo en camino, se solicita la presencia de clínico y traumatólogo en rampa de guardia.

Clínica de guardia (o sea, yo) : responde al llamado y espera al paciente junto con los enfermeros y todo el equipo listo. Bueno, todo no: el traumatólogo no estaba.

Paciente que ingresa en ambulancia: politraumatismo por accidente vial, conductor de moto con casco. Traumatismo encéfalocraneano sin pérdida de conocimiento. Examen neurológico normal, examen físico: angulación extraña en fémur derecho.

Segundo llamado por altoparlante al traumatólogo. Nada.

Inicio la evaluación y atención del paciente. Solicito las radiografías de rigor, los análisis de laboratorio, indico analgesia y suero, tranquilizo al paciente y a su familia. Hago todo lo que me correspondía a mí y también lo que debió haber hecho  el traumatólogo, que sigue sin venir.

Tercer llamado al traumatólogo. Cantan los grillos.

El cuarto llamado lo hago yo misma, pero a los gritos.

Aparece el traumatólogo de guardia: ambo rozado por el uso con botones entreabiertos a la altura de la panza. Se le ve  el ombligo. Tiene lagañas post siesta, resaca post empastillamiento y la mirada muy, pero muy  vidriosa. Se refriega los ojos, aparentemente encandilado.

Recibo los resultados del paciente: todo normal excepto la evidente fractura expuesta en fémur derecho.

Médica, dirigiéndose al traumatólogo zombie: -Che, ya evalué al  paciente y todo lo que tiene es traumatológico, te lo cuento así vas a verlo…

Traumatólogo, despatarrado en el sillón de cuerina y hojeando el diario: -Mmm…seee. Bah, mejor pedile las placas antes.

Médica clínica, impaciente: -Obvio que ya se las pedí y también las vi. Están en la camilla con el paciente.

Traumatólogo, deslizándose hacia abajo en el sillón: -A ver? Traémelas.

Médica, caliente:  -No soy tu secretaria.  Andá a ver al paciente!!

Traumatólogo, distraído con el suplemeto Olé: -Ajá…bueno, llamalo al residente y que lo vea él.

Médica perdiendo la poca compostura que le quedaba: -Pero pelotudo, vos sos el traumatólogo de guardia! Hacete cargo!!

Traumatólogo: -Que lo vea el residente. ¿Ya le hiciste la historia?

(Aclaración: la historia clínica debe hacerla el médico que interne al paciente, según la patología que presente. O sea: en este caso, le tocaba al traumatólogo).

Médica: -Claro, tuve que hacer tu trabajo porque vos dormías mientras todos dábamos vueltas con tu paciente.

Traumatólogo: -Estaba ocupado.

Médica furiosa: -Durmiendo la siesta, estabas ocupado.  ¡¡Sos un caradura!! Hoy todos tus pacientes los vimos los clínicos. Siempre hacés lo mismo, vago de mierda, pero se te va a acabar.

Traumatólogo, acomodándose en el sillón del estar y bostezando: -…

Médica con instinto asesino aflorando: -Vas a ver al paciente, sí o no??

Traumatólogo, cerrando los ojos: -…

Médica: -Mirá flaco, el responsable de este paciente sos vos. Lo ves ya mismo como corresponde o escribo en la historia que te pedí la interconsulta hace una hora y no viniste!

Traumatólogo, desperezándose: -Bue, ya voy.

(Ronquido).

El paciente, claro, no tiene la culpa. Así que le  indiqué plan de analgesia para 24 horas, volví a verlo, hablé con su familia y amablemente les  expliqué dónde podían encontrar al traumatólogo: durmiendo. Después, mientras los familiares se dirigían raudos a buscarlo, detallé prolijamente en la historia clínica  las horas y minutos de cada una de las veces que llamé al traumatólogo y no vino.

A los dos minutos se escucharon gritos destemplados desde el estar médico donde el traumatólogo reposaba. Escuché hasta “yo te pago el sueldo, lacra”,  y me fui a buscar un capuccino.

Estaba riquísimo.

Anuncios
comentarios
  1. Inés dice:

    Estuviste muy bien! Felicitaciones!!

    • Lucia Ladra dice:

      Nah, me quedé corta, Ines. Ya llegara la venganza real.

      • MAF dice:

        No lo podés denunciar al colegio de médicos o algún lugar así para que le saquen la licencia? Es una vergüenza de médico. Esos son los que los hacen quedar mal a todos.
        Yo trabajé de recepcionista en una clínica privada que cerro (los peores 6 meses de mi vida). Había un único radiólogo que tenía por costumbre hacerse llamar varias veces cuando estaba de guardia. Un día se negó a atender a un accidentado (bastante maltrecho, por cierto) porque no tenía los papeles de la obra social. Mi pregunta, entre indignada y sorprendida, fue: De verdad no lo vas a atender?.
        Supongo que mi expresión debe haber sido algo acusatoria, porque se dio vuelta y enfiló para radiografía detrás de la camilla sin decir nada.

  2. Lorena dice:

    No puedo creer que haya medicos asi. Para que se rompieron el alma tantos años estudiando si no tienen un minimo de vocacion y sobre todo respeto por los pacientes?…espero que a mi no me pase eso…me encanto lo que hiciste, estuviste genial. Saludos!

  3. Viejex dice:

    Ah, la venganza, la venganza. Que manjar exquisito!

  4. La de enfermeras que habré padecido con similar actitud!!
    Lo bien que hiciste. Pusiste al paciente en primer lugar sin dejarte avasallar.
    Igual me pregunto lo siguiente: cómo es el sistema de guardia? tienen que estar 24, 48 hs de corrido o es un mito? y si es así, porqué tanta exigencia a los profesionales? es porque no alcanzan o tiene alguna razón lógica? Son dudas que tengo, nomás.

  5. Acerbus dice:

    Que tipo despreciable. Y debe haber varios traumatólogos muy buenos, sin trabajo.

  6. Maga dice:

    Jajajajaja, buenísimo. “Yo te pago el sueldo, lacra” xD
    Se lo merecía, ¡qué enfermo incompetente! Encima no contestaba el muy hijodeputa; qué paciencia que tenés, a mí me agarra un ataque de neurosis y lo acogoto.

  7. Ganitas de trabajar parece que no traía el hombre. Desde luego, el título del blog está muy buen puesto.

  8. Danilo dice:

    Sencillamente delicioso, tu sí que sabes como hacer las cosas.
    Aplausos.

  9. lunafeliz dice:

    a ese hay que cojerlo a golpes hasta que quede de traumatologo….

  10. Claudio dice:

    Bien hecho!
    Y si hay venganza complementaria, posteala, sí?

  11. juli dice:

    Pobre, seguro había dormido mal………
    (por eso el olé)
    Qué zapato!

  12. Maga dice:

    Ah, ahora que me acuerdo.. Este verano, me fisuré el dedo meñique del pie. Cuando llegó mi turno, después de un rato largo de esperar, me llamaron, la doctora me miró el pie de lejos y me dijo que me fuera a sacar una radiografía, y que volviera después de eso que me atendía. Cuando volví no estaba, así que me senté a esperar. Estuve como una hora ahí sentada en esa silla incómoda en la puerta del consultorio.. Después de preguntar, alguien dijo que estaba haciendo “algo de urgencia”. Cuando volvió, se estaba sacando la comida de entre los dientes.

  13. Bodie dice:

    Este flaco al juramento hipocràtico se lo pasa por el culo, no?

  14. kika dice:

    sep, yo espero la venganza también! pero estuviste perfecta.

  15. cecil dice:

    impecable

    espero que los familiares lo hayan reventado a trompadas, a ver qué hace él si tiene que esperar a que el traumatólogo termine de dormir la siesta

  16. Bodie dice:

    jajjajaja! Lucía!!! me hiciste acordar. Una vez fui a un gastroenterólogo y veo que el tipo en el consultorio tenía el Olé. Pensaba, “si querés hablamos de futbol, pero tu receta la rompo”

    Es una boludez, Favaloro era un fanático de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Pero los profesionales deberían cuidar ciertas formas. Sobre todo en un lugar donde la seguridad que brinda el profesional es fundamental

  17. alexwoods dice:

    Lo que tiene que hacer el profesional es resolver el problema , que para eso se le paga. Si voy al mecanico porque se me rompio el auto , quiero que me lo arregle , no que me de una perorata , lo toquetee un poco haciendo como que labura y despues el auto sigue igual.

    Yo le perdono que no guarde las formas , pero que haga su trabajo , por dios!!

  18. jUaNm dice:

    Que tipo más forro!

  19. Amelia dice:

    Encontrar tu blog fue lo mejor que me pasó en las últimas semanas, me leí todas las entradas, realmente es genial!

    Te felicito!

    Saludos!

  20. mau dice:

    Ja ja jaaaaa.. no paro de reir con tus anecdotas.. tenes para escribir un libro !!.. animate… (hasta se lo podés dedicar al traumatólogo) ja ja ajaa

  21. Me parece precioso tu dialecto. También me he reído bastante con sus anécdotas y debo confesar que me he sorprendido de que le toquen pacientes con ideas tan ocurrentes, hasta llegué a pensar que era una película de comedia.
    También me ha parecido encantador su humor ácido ^.^

    Adiós.

  22. Eva dice:

    Si te parece pertinente te cuento una experiencia “singular” que me toco vivir como paciente de un hospital.
    Si no,mis respetos.
    Eva

  23. Victoria dice:

    Jajaja son excelentenes, no me pude haber reído tanto.
    No dejes de escribir nunca por favor, lo hacés muy bien!

    Saludos.

  24. ALEJANDRA dice:

    LOCO , QUE GENIA. ESTUDIO MEDICINA Y RECIEN ESTOY EN SEGUNDO AÑO. PERO CUANDO ME TOQUE ESTAR EN TU LUGAR , PIENSO HACER LO MISMO Y PEOR. Y RUEGO NO TERMINAR NI SOBERBIA NI VAGA COMO ESTE PELOTUDO QUE SEGURO PENSO(CUANDO ESTUDIABA MEDICINA) QUE SE IBA A LLENAR DE GUITA Y QUE IBA A ANDAR ATRAS DE UN CONSULTORIO. SI NO TIENEN UN MINIMO DE CONCIENCIA SOCIAL Y SOLIDARIDAD, NO SIGAN MEDICINA…FORRRRRROS!

  25. Gabriel dice:

    Todos los que opinan deberían ser médicos. El resto no entiende lo que es la vida de médico. Lástima que por un pelotudo quedamos mal todos.

  26. leo dice:

    Creo bajo ningun concepto es correcto buchonear a un colega con los familiares de un paciente….No veo mal que primero lo vea un residente al paciente….EN TIEMPO Y FORMA, Y SUPERVISADO…..Con esto no estoy defendiendo lo indefendible….solo que creo que esto confirma el dicho de los ABOGADOS que dice:
    “QUE EL PEOR ENEMIGO DE UN MEDICO ES OTRO MEDICO….”

    • Lucia Ladra dice:

      Por suerte y a diferencia de vos, no tengo “espíritu de cuerpo”: no soy cómplice de vagos ni de hijos de puta. Me da igual que estén vestidos de ambo, de cana o de colegiala, y no sólo los mando al frente con los pacientes y sus familias, sino con los jefes de servicio y los de departamento.
      Me hiciste calentar y estaba por escribir largo, pero no creo que valgas la pena. Chaucito.

    • Lucia Ladra dice:

      Qué pavada, el espíritu de cuerpo. Seguro que si le pasara a tu hijo, pensarías de otro modo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s